citas speed dating

Speed dating o citas rápidas

¿Qué es el Speed dating?

A pesar de que suene mal, no estamos hablando de ninguna droga aunque, como ocurre con cualquier cosa mal utilizada o usada en exceso, puede convertirse en una. Cuando hablamos de Speed dating nos estamos refiriendo a un sistema de multicitas cuya traducción al castellano podría ser ‘citas rápidas’, con el claro objetivo de ligar o encontrar el amor. Estas citas suelen estar organizadas por empresas especializadas en estos asuntos. Su precio por quedada es, habitualmente, de unos 30 euros por evento y persona; suele organizarse en algún bar de copas de las grandes ciudades como Madrid, Valencia o Sevilla.

¿Quién lo inventó?

Los judíos. El Speed dating remonta sus orígenes a los Estados Unidos. Esta técnica de citas la empezaron a usar la minoría judía residente en los U.S.A. para encontrarse entre sí. El Speed dating se ha puesto muy de moda en la última década, sobre todo gracias a programas de televisión que han consolidado un nuevo formato televisivo empleando esta técnica de citas rápidas.

Ventajas

Te hace no perder el tiempo. El Speed dating ofrece muchas ventajas a las personas que están ocupadas en su día a día por su trabajo y no tienen tiempo para salir y conocer gente. En un mundo donde el tiempo es oro, una persona adulta y ocupada, no puede permitirse perderlo.

Todos buscan lo mismo que tú. La gente que va las quedadas Speed dating, no se anda con tapujos; va al grano. Este hecho es así porque todo el mundo que está allí va a lo mismo. Por tanto, si lo que estas buscando realmente es ligar o encontrar el amor, sabes que allí todo el mundo que conozcas lo estará buscando también. De este modo ahorras tiempo en ir a una discoteca a conocer gente, donde ni siquiera sabes si andarán buscando lo mismo que tú.

Tienes más posibilidades. Esto va ligado a las dos ventajas anteriores, ya que por lógica probable, si tienes en un día 20 citas con 20 chicas diferentes que, además, están buscando lo mismo que tú, tendrás más posibilidades de que alguna de ellas de ligar y o de encontrar el amor.

Puedes hacer amigos. Probablemente no gustes a todo el mundo y lo te guste a ti la mayoría de tus citas. No obstante, habrá citas que nos hayan caído muy bien y queramos volver a verlas para conocerlas como amistad.

Peligros

Idealización. A pesar de que las ventajas son muchas, cuando empezamos a usar el Speed dating, hemos de saber que hay unos riesgos que deberemos tener en cuenta para evitar caer en ellos. La idealización de nuestra cita rápida, a la que tan solo podemos conocer durante 7 minutos, puede llevarnos al fracaso amoroso cuando realmente la conozcamos y, en consecuencia, a la frustración.

Inestabilidad emocional. Producida por quedadas excesivas y en cortos periodos de tiempo.

ETS. Hay gente muy libertina que puede pegarnos alguna enfermedad de transmisión sexual si no se utiliza preservativo.

No tener claro nuestro objetivo. Si llevamos muchos fracasos en el Speed dating, o no conocemos a nadie que nos haya llenado, podemos perder el rumbo y empezar a dejar de tener claro nuestro objetivo, que es buscar el amor.